Centro de Investigaciones de Derecho Civil

Centro de Documentación Grupo Latinoamericano

La Facultad de Derecho

La ciudad de Rosario, tiene una importante tradición jurídica cuyos orígenes pueden remontarse, quizás, a la actividad de don Vicente A. Echeverría, abogado rosarino, graduado en Chuquisaca, hombre clave de la gesta revolucionaria de 1810, que secundó a Belgrano en sus misiones patrióticas. En la misma tradición debe mencionarse la aparición, en Rosario, en 1869, de “Anales del Foro Argentino. Revista de Legislación y Jurisprudencia”, la primera revista jurídica del interior del país impulsada, entre otros, por el doctor José O. Machado, en tiempos en que comenzaba el análisis del Código civil recientemente sancionado. En marzo de 1873, después de algunas mudanzas, se abrieron en el Colegio Nacional las “Aulas de Jurisprudencia”, autorizadas por el Presidente de la República, doctor Nicolás Avellaneda, quien, refiriéndose a ellas, había dicho “Estoy convencido de las ventajas que reportará a la juventud de esa ciudad”. En 1877 se graduaron allí los primeros abogados rosarinos, pero la novedad duró poco: en 1880 esa “primera escuela de Derecho” cerró sus puertas, por obra de los vaivenes políticos.

Con posterioridad, y durante décadas, la cultura jurídica rosarina estuvo centrada en el Colegio de Abogados y en la Facultad de Ciencia Económicas, Comerciales y Políticas, radicada en Rosario, perteneciente a la Universidad Nacional del Litoral, cuyo ilustre decano, el doctor Rafael Bielsa, impulsó los institutos de investigación, incluidos los de investigación jurídica.

En 1955, se inició un movimiento pro creación de la Facultad de Derecho de Rosario, liderado por el doctor Manuel de Juano, proyecto que, después de algunas vicisitudes, se vio relativamente satisfecho en junio de 1959, cuando el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Litoral aprobó la creación  de la Escuela de Derecho de Rosario, anexa a la Facultad de Ciencias Económicas, Comerciales y Políticas. Su primer director fue el doctor Manuel de Juano, quien,  junto a los docentes, no docentes y alumnos de la Escuela, trabajó incansablemente para fortalecerla, pensando verla alguna vez convertida en Facultad, meta alcanzada en febrero de 1967, cuando el mismo doctor de Juano pasó a ser rector de la Universidad Nacional del Litoral.

Al año siguiente, la Facultad de Derecho, pasó a integrar la recién creada Universidad Nacional de Rosario, y desde entonces ha contribuido a mantener viva y atesorar la tradición jurídica de la ciudad que le dio vida.  

Fuente: De Marco, Miguel Angel (h), “La Facultad de Derecho de Rosario y la persistencia de una tradición jurídica secular vinculada al desarrollo regional”, Rosario, 2007.

Visite la página oficial: www.fder.unr.edu.ar